divendres, 5 de juny de 2009



‘La visita del vent’ llena el Casal Jaume I




redactado por: A. Castelló viernes, 05 de junio de 2009

Se trata de un relato de corrupción en la costa mediterránea que habla de los grupos nazis y las mafias. Es una obra escrita por los autores Maite Enrique i Gregori Royo que fue presentada esta semana en el Casal Jaume I Safor-Valldigna, ante la presencia de decenas de personas. No obstante, la firma pertenece a un pseudónimo, Andrea Robles.

Una obra de intrigas en la que el final queda abierto a la imaginación del lector y que fue recomendada por sus autores

Així ens presentà l'escriptor Ferran Cremades

La primera sensació que he tingut al llegir LA VISITA DEL VENT ha estat la d’entrar en un laberint. L’atmosfera que es respira en un laberint és asfixiant: la por a allò imprevisible, la inseguretat que ens transmet la falta de justícia, les màfies que mouen la prostitució de luxe i el tràfic de cocaïna, que deriven cap els delictes econòmics disfressats d’ingenieria financera i, per fi, la corrupció que existeix pertot arreu. Tot això et produeix un estat de ansietat que t’acompanya al llarg del trajecte. Vivim al segle XXI i, més enllà dels discursos ideològics i moralitzadors, som testimonis de què el món es mou cap a la seua desintegració si la mà de l’home i les lleis dels estats no posen remei.

Enmig dels passadissos veus aparèixer una sèrie de personatges que se t’acosten bé per orientar-te i assenyalar-te la porta d’eixida o bé per confondre’t encara més amb la intenció de deixar-te plantat una vegada més en l’inici del laberint, davant el cadàver d’un vell nazi en una urbanització de Calp. Ací teniu a Jordi Lleonard i Sebastián López, Norberto, Floren i Fran. Ací teniu Patrícia i Tània. Willy i Charly, Ferran Candau, la seua filla i el grup de neonazis. Són personatges que es mouen entre les evocacions del passat i el vertigen dels fets enmig dels quals es troben atrapats. Cadascú d’ells té el seu orígen social, un passat del que no pot fugir, una visió del món, la seua rutina quotidiana i també la seua ambició, tot i que aquesta siga xicoteta. A través dels fets anirem descobrint les intencions ocultes que amaguen darrere les seues justificacions i dels seus projectes. La traïció pot aparèixer al girar el cantó i entrar en un nou passadís. Així neix la intriga. Hi ha escenes en les quals els fets es precipiten i no tenim ni un moment de respir. Si reconeixes els escenaris és perquè en algun moment de la teua vida els has visitat. Si reconeixes els sabors dels menjars és perquè un dia els tastares.

De vegades l’argument avança amb certa prestància amb els diàlegs dels personatges o amb les descripcions dels diferents ambients. Els sons que s’escolten a l’interior del laberint distorsionen les veus dels personatges i alhora magnifiquen la bondat o maldat de les mirades o dels gestos. Potser per aquesta raó el llenguatge ens mostra en tota la seua cruesa les diferents passions que van brotant al teu entorn.

El final del laberint és, en certa manera, el descobriment de la veritat d’allò que ens ha colpit o sorprès al llarg del recorregut: saber qui ha estat el culpable de l’assassinat i al mateix temps conèixer la resolució del misteri que envolta la creació del laberint. En certa manera, suposa trobar una pau perduda, com quan descobrim un bell paisatge de la costa mediterrània que encara no ha estat explotat per l’ànsia depredadora de l’home.

Opinió de Miquel Font, el cronicador oliver

Presentación del libro "La Visita del Vent" de Andrea Robles en Gandia
La obra ha sido publicada por la joven editorial saforense Riublanc
Miquel Font, miércoles, 03 de junio de 2009

Dentro de la programación de la Fundació Casal Jaume I de la Safor Valldigna este jueves 4 de junio a las 20h. en la sala de conferencias del Casal de Gandia tendrá lugar la presentación pública en Gandia del libro “ La Visita del Vent” de Andrea Robles, el pseudónimo de Maite Enrique y Gregori Royo.

Publicada por la joven editorial saforense Riublanc en la que han visto la luz los trabajos “Macrourbanisme i agressions al paisatge mediterrani” de Roger Cremades y “Ni Nadal ni Setmana Santa” de Jordi Martí , esta novela negra presenta doscientas dieciséis páginas. Aborda la historia de Jordi Lleonard, el subinspector de la policía judicial con inquietudes literarias, que afronta este primer caso con la perplejidad del neófito, pero también con la consciencia de estar dando bandazos por el trasfondo de la realidad.
La muerte de un viejo nazi en una urbanización del término municipal de Calp desencadena una trama en la que el narcotráfico y la corrupción policial harán surgir un conjunto de personajes negros y complejos en su soledad. Todo no es lo que parece, y una vez se ha iniciado la mecánica ciega del poder, las personas no son más que peones que se sacrifican, sin embudos, en un juego siniestro de víctimas y de ladrones del que nadie, ni el propio investigador, podrá librarse.

En el transfondo de la obra se denota claramente el compromiso de Maite Enrique y Gregori Royo con su entorno, su lucha por la sostenibilidad y por la regeneración social en la que siempre han participado ambos. Ecologistas combativos desde hace años se han atrevido ahora a presentar su primera obra conjunta de cara al público, que pretenden sea el comienzo de un trabajo literario que al menos sea reconocido por sus conciudadanos y les de la satisfacción de poder expresar, mediante la ficción temas que les interesan.

La Safor también aparece en su novela. En concreto las dunas de la playa de l´Ahuir “un milagroso paréntesis en la línea urbanizada de la costa” donde llega una barca por la noche. Los personajes entran a la AP-7 por el acceso de Xeresa.

L'opinió de Miquel font, càtedra de periodistes


Presentación del libro "La Visita del Vent" de Andrea Robles en Gandia
La obra ha sido publicada por la joven editorial saforense Riublanc
| miércoles, 03 de junio de 2009


Publicada por la joven editorial saforense Riublanc en la que han visto la luz los trabajos “Macrourbanisme i agressions al paisatge mediterrani” de Roger Cremades y “Ni Nadal ni Setmana Santa” de Jordi Martí , esta novela negra presenta doscientas dieciséis páginas. Aborda la historia de Jordi Lleonard, el subinspector de la policía judicial con inquietudes literarias, que afronta este primer caso con la perplejidad del neófito, pero también con la consciencia de estar dando bandazos por el trasfondo de la realidad.
La muerte de un viejo nazi en una urbanización del término municipal de Calp desencadena una trama en la que el narcotráfico y la corrupción policial harán surgir un conjunto de personajes negros y complejos en su soledad. Todo no es lo que parece, y una vez se ha iniciado la mecánica ciega del poder, las personas no son más que peones que se sacrifican, sin embudos, en un juego siniestro de víctimas y de ladrones del que nadie, ni el propio investigador, podrá librarse.
En el transfondo de la obra se denota claramente el compromiso de Maite Enrique y Gregori Royo con su entorno, su lucha por la sostenibilidad y por la regeneración social en la que siempre han participado ambos. Ecologistas combativos desde hace años se han atrevido ahora a presentar su primera obra conjunta de cara al público, que pretenden sea el comienzo de un trabajo literario que al menos sea reconocido por sus conciudadanos y les de la satisfacción de poder expresar, mediante la ficción temas que les interesan.
La Safor también aparece en su novela. En concreto las dunas de la playa de l´Ahuir “un milagroso paréntesis en la línea urbanizada de la costa” donde llega una barca por la noche. Los personajes entran a la AP-7 por el acceso de Xeresa.